Seguridad Informática

Detección y prevención de amenazas | Su guía para mantenerse a salvo

La detección y prevención de amenazas es un aspecto crítico de la protección de la ciberseguridad hoy en día. La importancia de poder detectar factores de riesgo aumenta tan rápidamente como los malos actores adaptan sus metodologías de ataque. Una estrategia sólida de detectar amenazas tendrá la capacidad de detener un ataque antes de que se convierta en una brecha. Esto es esencial para minimizar los daños y las pérdidas financieras tanto como para la empresa como para los clientes. Pero antes de empezar a explicarte un plan, vamos a definir lo que es realmente la detección de amenazas.

deteccion y prevencion de amenazas

Qué es la detección y prevención de amenazas

Por lo general, el proceso de detección de amenazas recorre la información y los datos de todos los aspectos de una empresa, organización o institución para identificar irregularidades. Estas irregularidades se examinan entonces para determinar si son o no maliciosas, para así conocer si es una amenaza potencial. El proceso continuará buscando el alcance de los daños, así como el origen de un ataque. En este punto, se pondrá en marcha el plan de respuesta a incidentes. Un equipo puede entonces empezar a actuar y crear una solución eficaz para eliminar la amenaza lo antes posible.

La detección de amenazas puede ser automatizada, manual o una combinación de ambas. Cada entidad debe determinar qué herramientas son las mejores para sus necesidades y su presupuesto. Un componente esencial de todos los planes de detección y prevención de amenazas es utilizar prácticas en tiempo real para detectar las intrusiones con prontitud. El proceso de detección de amenazas debe abarcar una serie de actividades, tales como:

La detección de amenazas puede ser eficaz a través de una serie de prácticas diferentes. Al igual que todas las soluciones basadas en la tecnología, un enfoque de talla única no es una práctica eficaz en la mayoría de los casos. Los sistemas, las redes y los dispositivos deben utilizar planes personalizados, ya que los tipos y niveles de amenazas son únicos para cada área tecnológica.

Lo mismo ocurre con cada departamento de una organización. Algunos aspectos de la empresa son más vulnerables que otros. Y como resultado, esas áreas de negocio pueden requerir soluciones más agresivas. El sector de una empresa también puede influir en la estrategia de detección de amenazas. La forma en que los malos actores intentan explotar a una organización puede incluso depender de la industria a la que pertenece.

Por qué necesitas una solución de detección y prevención de amenazas

La necesidad de la detección de amenazas es tan alta como cualquier otra protección y protocolo de seguridad. Estos procesos desempeñan un papel esencial para detener los ataques antes de que causen daños irreparables. Al contener las intrusiones maliciosas a tiempo, las empresas pueden mitigar que estos riesgos se filtren a otras áreas de la empresa. Un ataque no contenido puede tener un efecto dominó que puede llegar a paralizar a toda una organización. Esto puede provocar la pérdida de miles o millones de dólares en ventas, clientes y la confianza del público en la marca.

En general, el daño de las amenazas no detectadas tiene la capacidad de afectar a casi cualquier aspecto de una empresa. Como lo serían:

  • Redes
  • Sistemas
  • Dispositivos
  • Imagen de la empresa
  • Confianza de los consumidores
  • Fidelidad de los clientes
  • Relaciones con los proveedores.

La detección de amenazas es una de las mejores prácticas para mitigar los peligros y las vulnerabilidades. Como tal, la creación de una estrategia para prevenir riesgos es esencial para el éxito a largo plazo de cualquier organización. Se ha demostrado que una estrategia eficaz para detectar amenazas conduce a beneficios más allá de los previstos. Los beneficios generales de la detección de amenazas son similares para todas las organizaciones, incluyendo:

  • Ahorro de tiempo
  • Ahorrar dinero
  • Generar confianza en el consumidor
  • Establecer la lealtad
  • Minimizar la reparación de la marca
  • Prevención de amenazas
  • Reducir el tiempo de inactividad
  • Proteger la información sensible
  • Mantener el cumplimiento

Cada uno de estos beneficios es esencial para el éxito a largo plazo de cualquier organización. Considera también el tiempo de inactividad. A menudo, cuando se produce una brecha, una empresa debe cerrar al menos una parte de sus operaciones, si no todas, hasta que se contenga la amenaza. Este tiempo de inactividad puede conducir a la pérdida de producción y productividad y a la pérdida de ventas. También es posible que una empresa tenga que despedir a las personas responsables de una vulnerabilidad hasta que la organización vuelva a funcionar con normalidad. Como resultado, el talento puede acudir a la competencia debido a la incertidumbre del empleo después de un ataque.

Un beneficio que a menudo se pasa por alto de la detección de amenazas es la importancia que tiene para evitar que los ataques se propaguen a otras áreas de los sistemas y las redes. Este tipo de contención puede ser la diferencia entre que una empresa siga abierta o cierre sus puertas. También abre oportunidades críticas para actualizar los procesos y procedimientos de prevención, detección, identificación, respuesta y recuperación.

seguridad informatica area de trabajo

Tipos de ciberamenazas más frecuentes

Las amenazas cibernéticas cambian constantemente; sin embargo, algunos tipos de estas siguen siendo bastante frecuentes. A estas alturas, mucha gente puede estar algo familiarizada con el malware, los virus, el ransomware y el phishing. La caza de contraseñas a través de ingeniería social también es una amenaza muy conocida. Y la razón por la que siguen existiendo es porque siguen siendo muy eficaces. La sofisticación, la resistencia y la adaptabilidad de los ciberdelincuentes siguen siendo constantes. Esta destreza criminal obliga a las organizaciones a seguir evolucionando y adaptando las técnicas de detección de amenazas para mitigar las metodologías de ataque más recientes. Por lo tanto, los métodos para detectar peligros y vulnerabilidades sólo pueden seguir siendo relevantes durante una ventana de tiempo.

Detección y prevención de amenazas avanzadas

Aunque algunas amenazas son más conocidas que otras, algunas de las más avanzadas y menos conocidas son igualmente peligrosas. Las siguientes son algunas de las más avanzadas:

  • Man-in-the-middle (MITM)
  • Denegación de servicio distribuido (DDoS)
  • Inyección SQL
  • Explotación de día cero
  • Túnel DNS
  • Compromiso del correo electrónico comercial (BEC)
  • Criptojacking
  • Drive-by
  • Secuencia de comandos en sitios cruzados (XSS)
  • Espionaje
  • Ayudado por inteligencia artificial
  • Basado en el IdC (IoT)

Los ataques pueden venir de cualquier parte y a través de casi cualquier punto de acceso. Las ciberamenazas avanzadas van más allá de intentar aprovecharse del comportamiento humano. Estos ataques tratarán de entrar de una manera más discreta para causar estragos o robar datos críticos, secretos comerciales, información de propiedad, etc.

No se olvide del Internet de las cosas o IoT, por sus siglas en inglés. Sí, incluso las impresoras, las cafeteras, la videovigilancia y Alexa pueden ofrecer entrada a los ciberdelincuentes como forma de acceder a una red o sistema. No siempre son los dispositivos, redes y sistemas de la empresa los que se convierten en objetivos. Las empresas también suelen olvidarse de asegurar los dispositivos personales de los empleados. Esta es otra forma en la que a los atacantes les gusta entrar en una organización.

Los empleados pueden acceder a la red o al sistema de la empresa con su teléfono personal o acceder a la información de la empresa mientras trabajan desde casa o revisan el correo electrónico. Los ciberdelincuentes sofisticados seguirán estrategias de ataque de todas las formas posibles para completar su misión. Sin embargo, las organizaciones que cuentan con las protecciones adecuadas suelen disuadir a los delincuentes para que pasen a un objetivo más fácil.

Detección y prevención de amenazas internas

Las personas con información privilegiada dentro de una organización siguen siendo la causa principal de los ataques exitosos. Estas vulnerabilidades internas suelen ser accidentales debido a errores humanos. Sin embargo, algunos ataques internos son intencionados. Según el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS), estas ciberamenazas internas tienen agendas específicas, como el robo, el sabotaje, el espionaje, la ventaja competitiva y el fraude. Otros motivos menos comunes son la venganza y el beneficio personal. Independientemente de si una amenaza es involuntaria o intencionada, es imprescindible contar con un sólido plan de acción para detectarla.

La mejor manera de minimizar los riesgos de las amenazas internas es dar prioridad a la concienciación sobre las mismas. Estas iniciativas de educación ayudan a los miembros del equipo a entender la mejor manera de evitar cometer errores críticos. También dotará a los empleados de los conocimientos necesarios para detectar posibles vulnerabilidades internas intencionadas y los pasos a seguir en tales escenarios. Los indicadores de peligros internos son una estrategia de detección temprana que a menudo ayuda a salvar a las empresas de ataques internos exitosos.

Estos indicadores pueden ser:

  • Malas evaluaciones de rendimiento
  • Empleados que expresan su desaprobación de la política de la empresa
  • Individuos que tienen desacuerdos con sus compañeros de trabajo
  • Miembros del equipo que experimentan dificultades financieras
  • Alguien que deja la empresa
  • Horarios de trabajo extraños
  • Beneficios económicos inexplicables
  • Viajes irregulares al extranjero
  • Solicitudes de acceso o autorización anormales
  • Privilegios de usuario auto-aprobados
  • Medios de almacenamiento no autorizados
  • Envío de correos electrónicos de la empresa a organizaciones desconocidas
  • Acceso a sistemas e información durante las vacaciones o fuera del horario de trabajo
  • Cambios repentinos de comportamiento con los compañeros de trabajo
  • Abandono de la empresa de la nada

Las amenazas internas no siempre pueden ser un empleado. Los empleados del edificio y el personal de servicio también son posibles actores de vulnerabilidades internas.

insider threat

Creación del plan de respuesta a amenazas adecuado

Un buen plan de detección y prevención de amenazas es una parte esencial de la actividad empresarial por tres razones principales: la protección de los datos, la minimización de los daños y la recuperación rápida. Un plan de respuesta adecuado será único para cada empresa. También será importante actualizar estos planes varias veces al año a medida que las amenazas se adaptan y evolucionan y para mantenerse al día sobre los últimos factores de riesgo.

Las amenazas pueden llegar a todos los sectores y departamentos de una empresa. Por ello, un plan de respuesta eficaz debe incorporar todos los aspectos de la organización, incluidos los seguros, las relaciones públicas, los proveedores, los socios, las entidades externas, los aspectos legales, la logística, la comunicación con los empleados, el cumplimiento normativo y las finanzas, entre otros.

Preparación y prevención

Disponer de un plan e incorporar prácticas de prevención debe ser la primera línea de defensa. Durante la fase de preparación, es importante documentar y esbozar todo el plan. Esta fase también debe incluir una lista detallada de las funciones y responsabilidades de cada miembro del equipo y la compra de los dispositivos, el software, etc. que sean necesarios. En este punto también debe establecerse una política de seguridad con el apoyo y la aprobación de los ejecutivos. No olvide incluir las prácticas de prevención de amenazas.

Identificar, analizar e informar

Para poder identificar las posibles vulnerabilidades antes de que se conviertan en una brecha, es esencial estar vigilando constantemente los sistemas, las redes y los dispositivos. Una vez que se descubra una amenaza maliciosa, realice un análisis para determinar el alcance y la gravedad de la misma. El plan de respuesta a las amenazas debe incluir una estrategia de alerta e información. Es esencial ponerse en contacto con las personas adecuadas con la información correcta para ser eficiente.

Respuesta y recuperación

La respuesta consiste en contener y neutralizar lo más rápidamente posible. Puede ser tan simple como una situación de triaje menor o tan desastrosa como una amenaza para toda la empresa. En algunos casos, puede ser necesario priorizar varios incidentes de seguridad. A lo largo de la respuesta, es fundamental completar una evaluación de riesgos para determinar la respuesta adecuada para cada situación.

La fase de recuperación incluye la erradicación de la amenaza. Esto podría incluir la aplicación de parches o actualizaciones, el cambio de contraseñas y el cierre de los puntos de acceso. En este punto, deben aplicarse mejoras en todos los planes de ciberseguridad para solucionar cualquier debilidad demostrada. Es recomendable además realizar un análisis exhaustivo de la vulnerabilidad. También deben redactarse informes de incidentes y presentarse a los responsables de la toma de decisiones.

Las prácticas estándar de ciberseguridad deben mantenerse durante todo este proceso, como el volcado de memoria, la recopilación de registros, el seguimiento del tráfico de red, las imágenes de disco y las auditorías. Al final, la recuperación no está completa hasta que todo esté tan seguro, si no más, que antes de la detección de la amenaza.   

Realizar seguimiento y actualización

Un plan de detección y prevención de amenazas no está completo sin el seguimiento de los incidentes de seguridad anteriores y la actualización de las prácticas. Durante la parte de seguimiento del plan, también es importante comunicar el alcance del impacto de la vulnerabilidad en la organización. Una vez que los esfuerzos de recuperación están en marcha, es importante hacer un seguimiento de cada área de la empresa que se vio afectada durante el incidente. Si se descubren vulnerabilidades, será esencial actualizar las estrategias y los procesos. Durante el proceso de seguimiento, es importante además comunicar cualquier lección aprendida de los incidentes.

Conclusión

La detección y prevención de amenazas podría salvar a una empresa de cualquier número de consecuencias imprevistas, desde la quiebra hasta la retención de talento. Durante la creación de un plan de prevención, recuerde tener en cuenta tantos tipos de brechas como sea posible e incluya una estrategia de detección de amenazas internas. Y recuerde, su plan tendrá que ser actualizado regularmente. Sin embargo, siempre que un plan incluya la prevención, la preparación, la identificación, el análisis, la presentación de informes, la respuesta a las brechas, la recuperación y el seguimiento, la empresa se mantendrá firme ante ataques.

Sobre el autor

Juan Hernández